Estrés y sobrepeso

Seguro que ha oído hablar de este tema. Incluso, si eres una persona que ha sufrido de sobrepeso durante gran parte de su vida, has vivido algún momento donde hayas querido bajar de peso con una dieta que te generaba angustia, el privarte de alimentos, la sensación de hambre  todo el rato y el ver que la balanza no se movía te generaba aún más estrés, que terminabas desistiendo y abandonando todo.

Es posible que el estrés por sí solo pueda conducir a una subida de peso, debido a una elevada secreción de cortisol. El cortisol es una hormona que secretan las glándulas suprarrenales para hacer frente al peligro, real o imaginario. Esta hormona participa en numerosas funciones en nuestro organismo: estimula el apetito, sobre todo de alimentos dulces y grasos, altos en calorías, cuya consecuencia es una mayor acumulación de grasa abdominal.

Se ha estudiado que en altas dosis de cortisol en sangre, nuestro hipotálamo envía una señal al hígado, para poner en marcha glucosa, como combustible rápido y así poder correr muy rápido del peligro que nos asecha. Como te dije, este peligro puede ser real, que debamos de correr para huir de un ladrón que nos quiere robar, por ejemplo o imaginario, pensar cada día que cuando salga del trabajo un ladrón me va robar. Si la amenaza es esta ultima, la glucosa quedará circulando en sangre y será transformada, como te explique antes, en grasa abdominal.

Podríamos resumirlo así:

HAGO LA DIETA DE TURNO====EL PRIVARME DE ALIMENTOS ME PRODUCE ESTRÉS====LIBERO CORTISOL====ACUMULO GRASA, MÁS PESO====VUELVO HACER DIETA====ME ESTRESA PENSAR QUE NO VOY A BAJAR DE PESO====LIBERO CORTISOL====ACUMULO GRASA, MAS PESO====ME FRUSTRO, ESTRÉS====LIBERO CORTISOL====MAS GRASA====VUELVO A LA DIETA

Entonces, ¿Qué hago para bajar mi nivel de estrés y así poder bajar de peso?

Bueno, parece que en definitiva, hay que dejar las dietas, porque es claro que no te han ayudado hasta el momento, ni a ti, ni a nadie. El aprender a comer de forma saludable y sobre todo consciente, te ayudará a poder elegir desde la libertad ¿Qué es lo que quieres? Cuando te involucras en la decisión de los que quieres comer, empiezas a tomar el control tú y eso hace que baje la ansiedad. No obstante, es muy importante que empieces por bajar tu estrés, para que puedas disfrutar del proceso. Existen varias formas de recuperar la calma y bajar el estrés.

Yo te hablaré de solo dos de ellas. La más sencilla es el ejercicio físico, cuando hacemos cualquier tipo de ejercicio, movilizamos el cortisol de la sangre para que el hígado lo pueda eliminar. Mi recomendación es muy sencilla: ¡Camina!. Habrás leído o escuchado que es bueno hacer ejercicio intenso, como elíptica o correr, combinado con algún ejercicio funcional como el pilates o yoga y por ultimo, algo de pesas para completar.

La experiencia me dice que es mucho más sencillo que todo esto. Los últimos estudios en neurociencia mantienen que necesitas solo 20 minutos andando de forma rápida para mover el cortisol y otras hormonas del estrés de la sangre,  para activar el sistema parasimpatico (el de la calma) y así bajar el nivel de estrés. Así que mi recomendación es sencilla, camina lo máximo que puedas al día, comienza con pocos minutos y luego intenta llegar a una hora, 3 o 4 veces por semana.

Todo lo que hagas extra de ejercicio, contribuirá a tu salud, eso no lo dudes.

Mi otra recomendación es la meditación. Parece que al decir esto la gente se asusta, parece que es algo solo para algunos pocos y la verdad es que todos y cada uno de nosotros puede meditar.

Te recomiendo que empieces respirando, si, ser consciente de tu respiración un par de veces al día. Con 5 minutos cada vez es suficiente. Hay una técnica sencilla y que solo te ocupara unos 3 minutos hacerla, lo puedes hacer varias veces al día. Se llama STOP:

S: stop, me detengo.

T: take a breath, tomo aire y respiro.

O: observe: observo mi cuerpo, pensamientos, emociones.

P: proceed: prosigo con lo que estaba y continúo desde la consciencia.

Los expertos recomiendan que en periodos donde tengas mucho estrés, te pongas alguna alarma en el móvil cada dos horas y lo practiques y luego al final del día, puedas observar con consciencia, si ha cambiado algo.

Coméntame que te ha parecido el artículo ¿Te ha ayudado?

 

 

Si te ha gustado, Comparte

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Soy Karina Varela, tu coach en Nutrición Consciente

Te acompaño a elegir, desde la libertad los alimentos que te acerquen a conseguir tu objetivo de peso y salud.

No te daré una fórmula mágica, sino la magia de creer en ti misma.

Tambien podria interesarte

Deja un comentario

3 Pasos para mejorar tu relación con la comida

EBOOK

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Karina Varela como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa Mailchimp, ubicada en Atlanta, GA 30308 USA y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquiermomento info@karinavarela.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi politica de privacidad

CERRAR

EBOOK GRATUITO